Como todo el mundo sabe, para conservar algunos alimentos es necesario mantenerlos en frío. Con ello se logra ralentizar el proceso de crecimiento de microorganismos que pueden alterar el estado de dicho alimentos. Lo que no sabe todo el mundo es cómo utilizar correctamente la nevera, que alimentos requieren refrigeración y cuál es la temperatura correcta para conservarlos.

Desde el momento de la compra la seguridad de los alimentos y su conservación depende de nosotros. Conservar correctamente los alimentos hace que no se alteren su propiedades organolépticas ( sabor, olor, aspecto, consistencia ) y sus características nutricionales como por ejemplo cantidades de azúcar, grasas y agua.

Cómo agrupar los alimentos en la nevera

Es muy importante conocer la temperatura de la nevera y cómo se diferencia en su interior. No olvides que tu nevera es el último eslabón de la cadena del frío y hay que asegurarse de que los alimentos estén a la temperatura correcta.

Cada bandeja de la nevera tiene una temperatura diferente porque el aire frío, al ser más pesado, tiende a acumularse en la parte inferior de la nevera. La temperatura más baja es de aproximadamente 0-2ºC en la bandeja inferior, encima del cajón de la verdura. A cambio, la temperatura de la parte superior de la nevera es de 4-5ºC.

La parte más caliente de la nevera es el cajón de la verdura donde se puede tener una temperatura de 7-10ºC. Los estantes colocados en la puerta tienen un temperatura inestable porque cuando se abre la nevera es la parte mas expuesta al aire externo.

Teniendo claras las diferentes temperaturas, podemos agrupar los alimentos en la nevera según la temperatura que necesiten:

  • 0-2ºC bandeja inferior :Temperatura ideal para carne y pescado.
  • 4-5ºC bandeja superior : Huevos, leche, pasteles con cremas y embutidos.
  • 7-10ºC cajones inferiores: Fruta y verdura. Un error común es dejar fruta y verdura en los apartados más fríos de la nevera, ya que estos pueden resultar dañados por la baja temperatura.
  • Estantes de la puerta : se pueden poner alimentos más resistentes a los cambios de temperatura y que requieran menos frío: bebidas, mantequilla, mermeladas y alimentos envasados.

Intenta guardar los alimentos en contenedores separados o envuélvelos en papel, no pegues diferentes alimentos el uno con el otro, puede disminuir el tiempo de conservación. Separa bien alimentos crudos y cocidos. No llenes mucho la nevera, puede afeitar a la circulación de aire en el interior y puede que la temperatura y la humedad no sean las correctas.

Cuánto tiempo puedo dejar alimentos en la nevera

Los alimentos no tienen todos el mismo tiempo de conservación en la nevera, podemos usar los siguientes tiempos como referencia general :

  • pescado : 48 horas
  • carne : depende del tipo y del corte 48 horas carne picada, pollo y pavo, 3 días con otros tipos de carne
  • leche y nata : 3 días desde la fecha de apertura
  • Envases y conservas : 4-5 días desde la fecha de apertura
  • Huevos : 2-3 semanas aprox.

Algunos vegetales no se deben conservar en la nevera porque podrían dañarse con el frío, por ejemplo: tomates, cebollas, judías verdes, fruta exótica y cítricos.

Resumen y reglas para un buen uso de la nevera

  1. Mantener la temperatura a 4-5ºC en la parte central de la nevera. Abre y cierra la nevera de forma rápida para evitar cambios de temperatura. Pon la nevera lejos de fuentes de calor
  2. Consulta el manual del productor para eventuales ajustes de temperaturas, tareas de limpieza y mantenimiento o diferentes características
  3. Usa un técnica FIFO (First in first out). Pon los alimentos frescos en la parte de atrás de la nevera y los viejos en la parte delantera, esto te ayudará a consumir los alimentos viejos antes y que no caduquen
  4. Guarda los alimentos en la bandeja adecuada, según su temperatura de conservación
  5. No guardes en la nevera alimentos que no necesiten refrigerares, recuerda que no todos los vegetales se tienen que guardar en la nevera
  6. No guardes alimentos calientes en la nevera, pueden cambiar la temperatura y crear mucha humedad
  7. Separa los alimentos crudos de los cocidos, ya que microorganismos presentes en los alimentos crudos podrían contaminar los alimentos cocidos y ser portanto ingeridos.
  8. Usa envases limpios
  9. Limpia la nevera sin productos químicos, con agua y como mucho vinagre
  10. No llenes demasiado la nevera, puede impedir la circulación de aire en el interior