El consumo de carne se ha disparado en el mundo occidental. Ello responde mas a una gran campaña de marketing que a los requerimientos nutricionales reales del ser humano. Cuando decidí que lo mejor para mi salud y para nuestro planeta era reducir mi ingesta de carne, me di cuenta de que me resultaba verdaderamente difícil cocinar platos variados y saciantes prescindiendo de la carne.

Poco a poco fui incluyendo ingredientes que tenía prácticamente olvidados y también fui descubriendo otros de los que no había escuchado ni hablar. Me di cuenta de que una buena estrategia para lograr esquivar la monotonía, es variar en los hidratos de carbono, no basándolos solo en los clásicos patata, arroz y pasta. Hoy voy a hablar sobre cuatro cereales (o casi) que descubrí en mi camino hacia la reducción del consumo de carne y que ya forman parte de mi alimentación habitual.

Mijo

El mijo es un cereal originario de África central, que se cultiva en zonas áridas. Es un alimento muy muy consumido en Asia y África. Su uso en países de nuestro entorno ha estado prácticamente restringido a la alimentación animal, aunque esta tendencia está cambiando. Se trata de un alimento muy rico en hierro y en ácido fólico, por lo que previene la aparición de varios tipos de anemia, haciéndolo ideal para dietas vegetarianas y también para mujeres embarazadas. Es apto personas celíacas, ya que no contiene gluten. Por sus características de sabor y textura puede reemplazar al arroz en muchos platos y también es ideal para recetas que requieran un hidrato de carbono con alto poder aglutinante, como es el caso de la receta de hamburguesas de mijo que propone MireiaGimeno en su blog: http://www.mireiagimeno.com/recetas/hamburguesas-de-mijo

Espelta

Se trata de una variedad de trigo de procedencia oriental (los primeros datos de su existencia proceden de Irán), que se cultiva en España desde la edad media y que crece en climas húmedos y fríos. Se considera la madre de las variedades de trigo modernas y no contiene muchos de los alérgenos que contienen los trigos más modernos. Es un hidrato de carbono altamente energético, con menos calorías que otros trigos y más contenido proteico. Al igual que otras variedades de trigo, contiene gluten, por lo que no es apta para celíacos. Este gluten sin embargo es diferente en composición que el de otros trigos, por lo que los panes de espelta son más compactos y menos voluminosos. Esto es importante saberlo ya que al hacer la compra podemos encontrarnos con pan anunciado como pan con espelta, que no está hecho sólo con espelta, sino que también lleva otros trigos en porcentajes variables.A continuación os dejo una receta muy fácil y rápida de lentejas con espelta y otra de pan de espelta para los más atrevidos:http://www.despelta.com/recetas/Espelta/Lentejas_con_espelta_despelta.com.pdf
http://comerlimpio.com/2014/09/23/pan-ecologico-de-espelta-sin-amasado-ni-levadura/

Avena

La avena ya se cultivaba en Europa en la prehistoria y es uno de los cereales más consumidos a nivel mundial. Es un alimento muy saciante, por su elevado contenido en hidratos de carbono de absorción lenta. Su alto poder saciante ayuda a luchar contra el aumento de apetito que se experimenta al comenzar una dieta menos basada en el consumo de carne y también la convierte en un alimento atractivo para aquellas personas que desean perder peso. Contiene sustancias que ayudan a reducir el colesterol dañino (LDL).Tradicionalmente se consume en el desayuno en platos dulces, pero a continuación te proponemos una receta de galletas de avena y zanahoria que está riquísima:
http://www.vegrecetas.com/2013/07/galletas-de-avena-y-zanahoria.html

Quinoa

Se trata de un alimento con apariencia de cereal y uso similar, aunque en realidad pertenece a la misma familia que las espinacas. Es originaria de la cordillera de los Andes y se cultiva en altura. Es tal la tradición y la importancia que este alimento tiene entre los pueblos andinos (sobre todo boliviano y peruano), que en lengua quechua significa “cereal madre”.Es un alimento muy sano, con mayor contenido en proteínas que otros cereales y una gran cantidad de vitaminas. Contiene menos almidón que otros cereales, por lo que es más fácil de digerir y no contiene gluten, lo que la hace ideal para celíacos. Los hidratos de carbono son en su mayoría de absorción lenta, de ahí su elevado poder saciante.Para empezar con este alimento te recomiendo la siguiente receta de quinoa con verduras:
http://avenaycanela.blogspot.com.es/2015/04/quinoa-con-verduras-y-salsa-de-soja-por.html?m=1

Espero que te hayan gustado las variedades de cereal de las que he hablado en esta ocasión. Si conoces otras recetas interesantes con estos u otros cereales similares, compártelas con nosotros.