BioCultura es la feria de productos ecológicos y consumo responsable más importante de España. Se celebran 4 ferias anuales, en Valencia, Bilbao, Madrid y Barcelona.

Entre el 7 y el 10 mayo se ha celebrado Biocultura Barcelona 2015 y nosotros hemos asistido acompañados de toda la familia. Se han presentado una gran variedad de alimentos ecológicos, así como otros productos tales como calzado, textil y productos cosméticos.

Nosotros hemos pasado gran parte de la mañana en los stands de alimentación, donde hemos probado un sinfín de alimentos, unos conocidos y otros nuevos. El día del comercio justo (9 de mayo), ha coincidido este año con la celebración de la feria, teniendo este tipo de productos un importante espacio en esta feria. Diferentes cooperativas como Alternativa3 que han apostado por el comercio justo, presentaban su chocolate, café y azúcar, entre otros productos.

Expositor algodón organicoPor la tarde hemos estado ojeando los expositores de calzado y ropa, de donde hemos salido con ropa 100% algodón orgánico para toda la familia. También hemos descubierto algún que otro libro interesante e instrumentos procedentes de todos los rincones del planeta.

Se trata de un evento al que se puede acudir con toda la familia. En la sección MammaTerra se ofrecen actividades para los más pequeños de la casa, para aprender jugando y hacer amigos. Con actividades como el taller de cocina, la pintura e incluso juegos de ordenador, se enseña a los niños qué es el consumo responsable y la alimentación ecológica. Incluso los lactantes tienen su propio espacio de juego e interacción.

Al mediodía pudimos disfrutar de buena comida al aire libre, sentados en el césped bajo un espléndido sol. El buen ambiente estaba garantizado con los conciertos del escenario de Bioritmo, que aportaban ese toque musical tan agradable.

La feria se complementa con diversas charlas de temática variada como la moda ecológica y sostenible o los comedores escolares ecológicos. Acudimos a varias de estas charlas y aprendimos mucho, aunque no se debe nunca perder el sentido crítico al oir cualquier tipo de charla, ya que se asiste para aprender y no para ser adoctrinado.

BioCultura ha resultado una experiencia muy agradable para toda la familia y tremendamente inspiradora y al finalizar el día nos fuimos a casa con una sonrisa en la cara.